Es el servicio a través del cual gestionamos el cobro y/o aceptación de efectos de comercio por cuenta del cedente y ante los deudores en Venezuela. Es una operación en la cual el Banco sólo actúa como intermediario, no pudiendo por lo tanto modificar las instrucciones recibidas sin la autorización expresa del cedente.

Básicamente las cobranzas del exterior pueden subdividirse en dos tipos:

Cobranzas Documentarias: Son aquellas que vienen acompañadas de los documentos necesarios para os trámites aduanales, de tal forma, que la entrega de éstos está condicionada a la cancelación o aceptación de la obligación.

Cobranzas Simples: Son aquellas que están formadas únicamente por la Letra de cambio o factura enviada por el remitente. La intervención del Banco en esta operación se reduce exclusivamente al cobro o aceptación de tales giros. El Banco no asume ningún tipo de responsabilidad en cuanto al manejo de la mercancía, características o cualidades de la misma, es únicamente responsable por la documentación recibida.

Asimismo, no acepta la consignación de mercancías a su nombre, tampoco se encarga de levantar protestos por falta de aceptación o pago.

Es conveniente señalar, que, de acuerdo con la legislación venezolana, el protesto se puede obviar mediante la inclusión en el texto de la letra de la cláusula “Sin aviso y sin Protesto”. Tampoco se encarga el Banco de almacenaje y seguro de la mercancía, el cual será por cuenta y riesgo del cliente.

Está dirigido a cliente Persona Natural y Persona Jurídica.

Beneficios

Obtiene la seguridad de que los documentos le serán presentados en la fecha oportuna.

  • También se puede comprobar la validez de los documentos antes de efectuar el pago.
  • Cotización favorable en el tipo de cambio de la moneda necesaria para efectuar la cancelación a su proveedor. Por medio de nuestros corresponsales en el exterior, tiene la oportunidad de un contacto rápido con sus proveedores en caso de surgir alguna dificultad.